Copa América Brasil 2019: mejores lugares para celebrar antes y después de cada partido

1024 576
Travel2Latam
Travel2Latam
http://es.travel2latam.com/nota/54759-copa-america-brasil-2019-mejores-lugares-para-celebrar-antes-y-despues-de-cada-partido
Copa América Brasil 2019: mejores lugares para celebrar antes y después de cada partido
Jue 30 de mayo de 2019

Cinco ciudades serán el escenario de los 26 partidos del mayor torneo de fútbol continental, en el cual participarán diez países de la región con Japón y Qatar como invitados


Cinco ciudades serán el escenario de los 26 partidos del mayor torneo de fútbol continental, en el cual participarán diez países de la región con Japón y Qatar como invitados. Entre el 14 de junio y el 7 de julio quienes asistan a los partidos tendrán la ocasión de disfrutar -antes y después- del ambiente festivo de Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador, Belo Horizonte y Porto Alegre.

Río de Janeiro (Maracaná): mar, patrimonio y la gran final
Junio y julio no suelen ser los meses más cálidos para disfrutar de la playa en Río, pero eso no impide a propios y extraños apreciar los espacios más hermosos de la ciudad, con su mezcla única de monumentos naturales, acervo histórico y animación. El fútbol forma parte de la cultura de la ciudad, que alberga a cuatro de los equipos más tradicionales del país y fue sede de los mundiales de 1950 y 2014. La costumbre local es compartir los partidos con amigos, y hay lugares clave para mezclarse con la bohemia local. Uno de ellos es el Baixo Gavea, un barrio de la zona sur repleto de bares y de un público ecléctico, sobre todo de jóvenes que suelen encontrarse allí después de los partidos importantes.
Más tradicionales, los bares de Leblón como Jobi (en general hay gente en la fila con cerveza en la mano esperando mesa) o el Bracarense, son los favoritos del público que viene o va a la playa. En Urca, a los pies del Pan de Azúcar, están los bares Urca y Garota de Urca, ideales para comer y beber, eso sí, con vista al mar. Lapa, en el centro, es el epicentro de la movida del samba y también del funk carioca: el Circo Volador, una carpa que forma parte de la historia emotiva de Río, puede ser una buena opción para hacer amigos.

Sao Paulo (Morumbí y Arena Corinthians)
La capital paulistana es célebre por su oferta gastronómica y cultural, lo cual puede ser una desventaja para quienes se sientan perdidos entre tantas opciones. Primera sugerencia: consultar las guías de diarios o revistas de la ciudad, que ofrecen orientaciones para no perderse en la enorme capital de más de 12 millones de habitantes.
Otra posibilidad es irse a alguno de los polos de entretenimiento como Vila Madalena, el barrio bohemio por excelencia, lleno de bares, tiendas hermosas y galerías; de jazz a samba, es un punto de encuentro de las faunas más variadas de la ciudad. Una sugerencia es visitar Vila Madalena sin planes preconcebidos: la popularidad del barrio impone entrar donde haya lugar y no perder tiempo en filas. En el barrio de Cerqueira Cesar están la Rua Augusta y la región de Consolaçao, también abiertas a la celebración y el contacto social. En las zonas de Vila Olimpia e Itaim Bibí, el ambiente será más sofisticado, pero accesible y multicultural. Los domingos, nada mejor que olvidar los excesos nocturnos en una caminata por la Avenida Paulista, cerrada al tránsito y con amplia oferta de jugos detox en el camino.

Salvador: sede del primer partido de Argentina
La movida en Salvador incluye subidas y bajadas por el territorio escarpado de su zona céntrica, pero también playa y música callejera. Cerca del célebre barrio colonial de Pelourinho, está Santo Antônio, donde converge un público alternativo con los bohemios de toda la vida. El Bar Cruz do Pascoal -muy simple, pero honesto- es un lugar de encuentro obligado: desde su terraza se divisa la Bahía de Todos los Santos, el Forte de São Marcelo y la Ciudad Baja. Largo da Mariquita y Río Vermelho también son ineludibles: la primera es una plaza llena de locales simpáticos y el segundo ofrece opciones gastronómicas sofisticadas con apariencia sencilla, para disfrutar de la comida tradicional bahiana con música en vivo. 
Otro "point" es la zona de Imbuí, un barrio residencial de clase media-alta más distante del centro, meca de la juventud animada de una ciudad que ya es conocida por su vocación fiestera. Los partidos en pantalla gigante suelen ser la norma del lugar, donde el relax y las carcajadas suelen ir a la par. Un dato poco conocido: Salvador es una de las pocas ciudades de Brasil que tiene un circuito integrado de transporte entre el aeropuerto y el Metro, una ventaja en costos y logística para quienes viajan con poco equipaje.

Belo Horizonte: récord de bares y el recuerdo del 7 a 1
"No tenemos mar, pero tenemos bar" es un juego de palabras con el cual los habitantes de Belo Horizonte (o beagá) definen a una ciudad que suma más de 12.000 bares, en su mayoría bodegones (botecos). En los alrededores del estadio Mineirao (palco del fatídico 7-1 de 2014), existe al menos una decena de locales tan sencillos como acogedores, siempre con picadas, cervezas y jugos dispuestos para recibir a los amantes del fútbol.
En la ciudad uno de los epicentros de movida es el Edificio Maletta, una construcción histórica, ubicada en el centro de Belo Horizonte. Se trata de una peculiar Babel de bares, tiendas y departamentos, lugar de encuentro de estudiantes, intelectuales y personajes de la cultura minera. El Maletta es ruidoso y agitado, y permite adentrarse en los secretos de la peculiar gastronomía de Minas, donde el chicharrón de cerdo, la feijoada y la cachaza son las muestras características. Pero a no desesperar: hay opciones como el bar Olÿmpia, que se define como un "bodegón, vegano, feminista, LGBT e igualitario". El Barrio de Santa Tereza, al este de la ciudad, es el más bohemio: en el Bar do Bolão sirven comida (unos fideos a la boloñesa, por ejemplo) las 24 horas.

Porto Alegre (Arena Gremio)
La ciudad -construida alrededor del río Guaíba- cuenta con más de 50 museos y memoriales, 13 centros culturales, 30 espacios teatrales, además de diversas áreas de conservación ambiental.  En la Ciudad Baixa se concentra el mejor ambiente, con la mayoría de los bares, casas nocturnas y restaurantes. Ubicada entre el Parque Farroupilha y el Centro Histórico, la Ciudad Baixa tiene un encanto de ciudad apacible, que combina la agitación de una capital con calles empedradas, filas de árboles añosos y un público diverso, vista la cercanía de la mayor universidad del estado. Bares, pubs, restaurantes y jardines para picnic están disponibles para celebrar a la salida de un partido.

visitas

¿Te ha gustado la nota? ¡Compártela!

Tendencias
que estan leyendo nuestros usuarios en este momento

Puedes seguir leyendo...