Uno de los principales empresarios del turismo brasileño no piensa jubilarse

1024 576
Travel2Latam
Travel2Latam
https://es.travel2latam.com/nota/75173-uno-de-los-principales-empresarios-del-turismo-brasileno-no-piensa-jubilarse
Uno de los principales empresarios del turismo brasileño no piensa jubilarse
Guilheme Paulus
Source: Jefferson Severino
01 de julio de 2022

Guilherme de Jesus Paulus piensa en nuevo proyectos exitosos para el futuro


Fuente: DIÁRIO DO TURISMO
Por Roberto Maia

Considerado uno de los empresarios más grandes e influyentes del turismo brasileño, Guilherme de Jesus Paulus concedió una entrevista exclusiva a DIÁRIO DO TURISMO . Durante unos 40 minutos, Midas ( personaje de la mitología griega que convertía en oro todo lo que tocaba ) del sector de la hostelería en Brasil habló sobre el inicio de su carrera profesional, cómo llegó el turismo a su vida, las mayores dificultades que enfrentó y sus planes para el futuro. Sí, ni siquiera piensa en retirarse.

Licenciado en Administración de Empresas, comenzó a trabajar a los 14 años. Trabajó en una cremallera, en Philips, en IBM y en Casa Faro Turismo. CVC fundadoen 1972 y transformó la pequeña agencia de Santo André (SP) en uno de los mayores operadores de viajes del mundo. En 2005 creó GJP Hotels & Resorts, formado por las marcas Wish, Prodigy, Linx y Marupiara, con 10 hoteles propios, más de 3.000 apartamentos y centros de eventos, y alrededor de 3.400 empleados, red que se convirtió en una de las cinco mayores entre los grupos de capital nacional en el segmento de ocio. Pero para conectar todo esto, faltaba una aerolínea. Así que en 2006 adquirió Webjet, que tenía solo dos aviones. Con la fuerza de CVC y su toque Midas, no tardó en transformarse la empresa, que contaba con 26 aviones y perturbaba mucho a las grandes TAM y GOL.

Así como Guilherme Paulus tiene olfato para los buenos negocios, y en sociedad con su hijo Gustavo Paulus, también se da cuenta del momento exacto para vender sus emprendimientos. Así sorprendió al mercado en 2010 al aceptar una propuesta del fondo Carlyle, que adquirió el 63,6% del capital de CVC. Al año siguiente, también vendió Webjet a GOL. Y, a principios de 2021, vendió GJP al fondo de capital privado de R. Capital.

Paralelamente a los negocios, Guilherme Paulus también es miembro del Consejo Nacional de Turismo y ya formó parte del Consejo de Desarrollo Económico y Social del Gobierno Federal. Actualmente es miembro del Consejo Consultivo de Visit São Paulo – São Paulo Convention & Visitor Bureau; y ocupa, desde 2007, la silla nº 14 de la Academia Brasileña de Eventos y Turismo. A continuación la entrevista completa:

¿Cuáles fueron sus mayores desafíos durante los años que estuvo a cargo de CVC?
En 1976 casi cerré CVC por el depósito obligatorio instituido por el gobierno federal para viajes internacionales, cuando había que depositar mil dólares en el Banco Central. Trabajé mucho con las cuentas corrientes de la empresa. Todavía no había mucho turismo de ocio. Luego hubo un momento en que las grandes empresas turísticas como Soletur empezaron a quebrar. Aprendí del Dr. Mário (Faro) y también de Cerchiari a nunca poner todos los huevos en una canasta porque si se rompe y se cae lo pierdes todo. Por eso siempre mantuve operaciones nacionales e internacionales, 60% a nivel nacional y 40% a nivel internacional dependiendo de la temporada alta en Brasil y en el exterior. Siempre hemos trabajado en Europa (paquetes por carretera), Bariloche, Miami, Aruba, Cancún. Incluso teníamos cinco vuelos semanales a Cancún. 

¿Todavía tiene una participación accionaria en CVC?
Actualmente no tengo ninguna participación. Lo vendí hace tres años y medio. Estuve todavía diez años en la presidencia del Consejo de la CVC. Pero llega un momento en el que hay que decir basta, se acabó.

¿Cómo fue la venta al grupo Carlyle?
En ese momento, CVC tenía 384 tiendas. Intenté hacerlo público, pero no funcionó debido a la crisis en Europa y Estados Unidos también. Fue entonces cuando le di una entrevista a Bloomberg y el reportero me preguntó si estaba preparado o interesado en hacer la salida a bolsa de la compañía. Respondí que sí. Funcionó y llegó a Carlyle con una oferta de compra. Yo, Valter ( Patriani ) y Salvador ( Guardino Neto ) hicimos un plan para sacar la empresa a bolsa en cinco años. Carlyle llegó a comprar y transformar CVC en cinco años y medio, creciendo a 1300 tiendas. La salida a bolsa fue un éxito rotundo. 

¿Cómo fue su experiencia como propietario de una aerolínea – Webjet – hasta que fue vendida a GOL?
Fue excelente. En ese momento, CVC tenía 110 vuelos chárter con TAM por semana. El Capitán Rolin Amaro –entonces dueño de la aerolínea- estuvo a punto de comprar Varig y me ofreció el Fokker 100 de la empresa. Con la muerte del comandante, todo podría cambiar. Fue entonces cuando apareció la compra de Webjet con apenas dos aviones. Cuando vendí la empresa a GOL, tenía 26 aviones.

Con una crisis mundial, mi hijo, que manejaba Webjet, alertó sobre los contratos de leasing indexados al dólar, así como el principal insumo, el combustible, además de que la competencia de Latam, GOL y Azul era depredadora. En ese momento ya éramos la tercera aerolínea del país y ya en busca del segundo lugar. Entonces decidimos irnos y dedicar más tiempo a CVC.

En 2005 fundaste GJP Hotels & Resorts, que gestionaba hoteles con las marcas Wish, Prodigy, Linx y Marupiara. Con 10 hoteles propios, más de 3 mil departamentos y centros de eventos, la cadena se posicionó como una de las cinco mayores entre los grupos de capital nacional en el segmento de ocio. ¿Fue la pandemia un factor determinante para la venta de GJP o fue una oportunidad de mercado?
Evidentemente. Con 10 hoteles, más de 3 habitaciones, más de 3.400 empleados imaginan pérdidas desde hace casi dos años. En 2019, tuvimos casi un 70% de ocupación. Durante la pandemia, la ocupación bajó al 18%. Tenemos una gran deuda. Tuvimos ayuda del gobierno, pero fue muy débil. La venta fue un trato fabuloso. Mi hijo me dijo, perdonen la expresión, que nací frente a la luna (risas). No me puedo quejar. Dios siempre me ha ayudado. Me iluminó para lograr todo esto.

Usted insistió en mantener el Castillo de Saint Andrews, un hotel de lujo en la ciudad de Gramado, en el estado de Rio Grande do Sul, y el residencial Village Iguaçu Golf Residence, en Foz do Iguaçu. ¿Porque?
Cumpliremos 12 años con el Castillo de Saint Andrews. Convertí la propiedad en un hotel. Hice un recorrido por Escocia en la década de 2000 y vi casas antiguas renovadas y convertidas en hoteles Relais & Châteaux, una asociación de hoteles y restaurantes de lujo de propiedad y operación individual. Surgió la oportunidad de comprar esta casa en Gramado, dentro de un condominio y la visión de transformar el Castillo en un hotel encantador y de lujo con una vista maravillosa de las montañas del Vale dos Quilombos. En la pandemia recibimos a muchos brasileños que no sabían lo que era el servicio de hotel de lujo con experiencias gastronómicas, concierge, mayordomo, cava de vinos, cigar lounge, picnics en el jardín. Creo que somos el único hotel que tiene 54 eventos todos los sábados, cuando tenemos cenas maridadas con los mejores vinos del mundo y la comida es extraordinaria. La primera fase tenía 11 apartamentos. Luego adquirí una posada al lado con ocho departamentos. Ahora he construido una casa de vacaciones con 500 metros cuadrados, muy cómoda y de gran lujo. Hay tres dormitorios, salón y comedor. Los huéspedes cuentan con los servicios de mayordomo y mucama.

Village Iguaçu Golf Residence es un condominio de lujo con campo de golf. Tiene 119 lotes y es el mejor condominio del Oeste de Paraná. Son casas maravillosas y hasta con servicio hotelero del hotel 5 estrellas Wish Resort Golf & Convention Foz do Iguaçu si el dueño de la casa lo desea. es la tendencia

¿Se están enfocando ahora en adquirir hoteles boutique y propiedades que puedan convertirse en destinos para el enoturismo?
Siempre miro este segmento con mucho cariño. Estoy estudiando enoturismo. Aprovechando la bodega del Castillo de Saint Andrews creamos visitas a las bodegas. Solo en Rio Grande do Sul hay 170, en São Paulo hay más de 30. También hay en Minas Gerais y el Cono Sur (Uruguay, Argentina y Chile), además de los principales productores europeos y Napa Valey, en los Estados Unidos. 

Aunque la pandemia del coronavirus aún no ha terminado, el turismo ya está experimentando una reanudación. ¿Cómo ve este momento y cuáles son las mayores dificultades a las que se enfrentan los empresarios del sector?
La pandemia del covid-19 ha apretado mucho y la expectativa era muy alta. A fines de noviembre de 2019 recibí una carta de una compañía de seguros que decía que la pandemia llegaría a Brasil y que la gente estaría aislada en sus casas. También dijeron que la tecnología ganaría relevancia, en especial internet, las redes sociales y el trabajo desde casa .. Los viajes más cortos también se convertirían en tendencia. Compré esta idea y comencé a pensar. Sabía que los viajes se reanudarían en algún momento. Actualmente tenemos el 80% de la población brasileña vacunada. Todos comienzan a viajar al extranjero y también aquí en Brasil. El turismo comienza a desarrollarse nuevamente. Pero tenemos que seguir tomando todas las precauciones. Yo, aun tomando tres dosis de vacuna, cogí covid en enero, pero gracias a Dios me recuperé bien.

Habla de tu trabajo en el Consejo Nacional de Turismo. ¿Podría el gobierno federal hacer más por el turismo en el país?
Soy miembro del Consejo Nacional de Turismo desde el gobierno de Lula con el Ministro Walfrido dos Mares Guia. Es complicado porque no hay continuidad de trabajo. Tuvimos buenos Ministros de Turismo que hicieron un excelente trabajo. Trabajamos con secretarías estatales y municipales. 

En su opinión, ¿cuál debería ser el papel del gobierno en la promoción de Brasil como destino turístico internacional?
El gobierno hace esfuerzos con campañas de Embratur y del propio Ministerio de Turismo, pero hay que trabajar con los operadores internacionales para atraer aerolíneas internacionales. También es importante tener una aerolínea nacional fuerte como la que teníamos Varig. Esta empresa podría ser GOL, tiene la estructura para eso. Hoy Río de Janeiro, Foz do Iguaçu, São Paulo son destinos fuertes a nivel internacional. Tenemos que aprovechar la oportunidad para desarrollar el turismo y atraer turistas internacionales. Pero si no tienes vuelos, no sirve de nada. Tenemos que tener el insumo principal, que es traer y llevar gente. Es inútil gastar dinero para decir que Brasil es hermoso. Esto el mundo ya lo sabe.

Hay que profesionalizar el turismo. He hablado mucho de esto en el Ministerio. Aparte de algunos estados brasileños que saben trabajar muy bien, el resto no sigue. Mientras seamos aficionados, tendremos pollos volando. Necesitamos mejorar la calidad y el valor de los graduados y licenciados en turismo. Necesitamos valorar a los especialistas en turismo. Los secretarios de turismo estatales y municipales suelen ser políticos. El tipo gana una elección de concejal y se convierte en secretario municipal. O aliados y empresarios que ayuden en la campaña de la alcaldía a ganar secretarías. Que nuestros gobiernos sepan elegir y valorar el turismo, al fin y al cabo, el sector mueve 52 sectores de la economía. Nuestros museos, por ejemplo, están completamente abandonados. Necesitamos cuidar las ciudades porque solo así podremos crecer. 

Finalmente, ¿cómo analiza usted, uno de los nombres más influyentes del turismo nacional, el futuro del sector?
Hoy tenemos la privatización del aeropuerto. Necesitamos tener más aeropuertos privados y regionales también. Necesitamos atraer más empresarios y grandes aerolíneas. Hoy, Latam es una de las principales aerolíneas de América Latina, GOL compró una empresa de Colombia y Azul hace un trabajo extraordinario. Pero necesitan aliento y espacio para crecer. Los gobiernos estatales necesitan bajar los impuestos. En Estados Unidos hay subsidios para las aerolíneas porque son ellas las que traen el desarrollo del país. Necesitamos tener planificación y buenas carreteras. De lo contrario, crecerá como destino turístico, pero no hay forma de llegar o salir debido a los fuertes atascos de tráfico. Actualmente, destinos como Gramado y otros están sufriendo mucho los fines de semana con la sobrepoblación turística. Necesitamos planificación e infraestructura de los gobiernos y municipios. Tenemos que mirar con mucho cuidado el turismo, ya que genera empleo e ingresos muy rápidamente. Y los agentes de viajes son los proveedores de todo.

visitas

¿Te ha gustado la nota? ¡Compártela!

Tendencias
que estan leyendo nuestros usuarios en este momento

Puedes seguir leyendo...